lunes, 3 de octubre de 2011

Primera entrada y es lunes.

El título lo dice todo, aunque he de confesar que en parte es una mentirijilla. Tengo como unas diez entradas escritas pero no publicadas. Supongo que porque estaba esperando el momento más idóneo o el tema más sugerente.

Como con todo, con los blogs también soy caótica, al menos en apariencia y este que va a tratar de mi trabajo y en el que intentaré hacer más que nada autorreflexión quería que fuera un poquito menos desordenado.

Después de esta intro (como dirían en mi pueblo irse acostumbrando a un vocabulario mediático y a ciertas licencias que me tomaré con el español: acentos, giros, etc) me gustaría presentarme. Soy profe de español, desde el 98 aunque he simultaneado con la enseñanza del Latín y Lengua y Literatura. Buscando trabajo, como muchos otros, he vivido fuera de España (Francia y Polonia) y finalmente como en un cuento de hadas terminé trabajando en lo que más me gusta en el mejor sitio del mundo: Andalucía (la tierra es lo que tiene).

Hoy quería comentar algo que he observado en una de mis clases, pero creo que por ahora una entrada de presentación será suficiente. Si veis algún error, decidlo sin problemas, se agradecerá (no soy mucho de releer entradas.)

PD: Uf, acabo de darme cuenta que tengo que empezar a usar etiquetas para que esto no se vaya de madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario