Ir al contenido principal

Viaje al pasado II

Capítulo II

Todo esto que voy a contar ahora empezó el 12 de marzo del año 2012, con una acción tan sencilla como dar una propina, la que me dio un guiri (10) que se tomó un café en la cafetería. Los españoles no son mucho de dar propinas, pero los extranjeros es otra cosa, así que siempre estamos deseando atender una mesa de turistas. El hombre este, de mediana edad, con las típicas chanclas con calcetines y la cámara de fotos colgada al cuello me dio varias monedas por el servicio. Esto no es algo raro, lo raro fue una de las monedas.
No la vi hasta que ya había pasado todo, pero me estoy adelantando. Sobre las ocho de la tarde llegué a mi piso. No había nadie, no era algo fuera de lo común. La gente a esas horas suele estar en la calle, o tomando café o haciendo mandados (11) o simplemente dando una vuelta.
Solté mi bolso en la cama, fui a la cocina a encender el termo y me preparé para la ducha. Mientras el agua caía y empezaba a calentarse cogí ropa limpia del armario y una toalla. Cuando entré al cuarto de baño el espejo había empezado a empañarse (12). Escribí mi nombre, como siempre hacía. Me gustaba verlo escrito porque mi nombre era un palíndromo (13).
Iba a empezar  a desvestirme cuando me di cuenta de que no me había vaciado los bolsillos, tenía algunas propinas que se me habían olvidado poner en el bote (14) y las llaves de casa. Mis compis (15) me iban a matar. Lo primero que tenía que hacer mañana cuando llegara era ponerlas en el bote, que no se me olvidara. Al sacarlas del bolsillo me di cuenta de que una de ellas era un poco diferente. La miré con atención. ¿Qué pasó en ese momento? No lo sé. Sentí algo, un soplo, una brisa, por un momento pensé que la puerta se había abierto sola. Cuando levanté la vista para comprobarlo me encontré en la calle. Sí, en la calle, ya no estaba en el baño, ya no escuchaba la ducha, ya no me rodeaba el vapor del agua caliente. ¡Estaba en la calle! Lo malo no era solo que no supiera cómo había llegado allí, además ni siquiera reconocía el lugar.


(10) Extranjero.
(11)  Recado.
(12)  Acción de cubrirse un cristal con el vapor del agua.
(13)  Palabra o frase que se lee igual de derecha a izquierda y de izquierda a derecha.
(14)  Tarro en un bar o cafetería donde se echan las propinas.
(15)  Compañeros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Practicamos los números. Vamos a jugar al Bingo

Hay contenidos en clase que se suelen dejar un poco de lado por su facilidad, este es el caso de los números. Cuando digo que este contenido es fácil me refiero a que para saber cómo se dicen los números el estudiante lo único que tiene que hacer es recurrir a su diccionario y ver la traducción en español. Evidentemente esto no quiere decir que estos contenidos se hayan interiorizado y qué mejor manera que hacerlo jugando.

En esta ocasión he preparado un bingo, los cartones con los números los he generado mediante esta página, donde se puede elegir el color, el número de bolas y el número de cartones. Yo he elegido 90 bolas, es decir, practicaremos los números desde el 1 hasta el 90.

Los cartones los podéis descargar aquí.

Además he hecho las bolas con los números, este es el enlace de descarga.

Como mi intención era que mis estudiantes practicaran los números y no sólo que los entendieran la actividad la he desarrollado de la siguiente manera:

En la primera ronda he repartido un cart…

Actividad con refranes

Hoy traigo una actividad que hice hace ya bastante tiempo pero que me gusta mucho. Es una actividad con refranes con varios objetivos: Conocer refranes usuales en español.Practicar la comprensión escrita.Fomentar el trabajo cooperativo. La actividad consta de tres grupos de tarjetas, un primer grupo con la primera parte del refrán, un segundo grupo con la segunda parte del refrán y el tercer grupo con la explicación.
La dinámica es sencilla: Se reparten todas las tarjetas entre los estudiantes y tienen que formar los grupos de tres (el refrán completo más la explicación). Les suelo pedir que se quede con el refrán la persona que tiene la primera parte.
Cuando los estudiantes han terminado de moverse por la clase buscando los grupos y discutiendo entre sí el significado de los refranes y las palabras que no conocen hacemos la puesta en común. Cada uno explica el refrán que tiene, si su solución no es correcta el profesor la corrige. 
Refranes

Juego ¿Dónde se dice? Practicamos el imperativo

Os dejo hoy un juego que he diseñado para practicar el imperativo.

Se trata de un juego de tablero con frases en imperativo que se dicen en diferentes situaciones: En la clase, en la cafetería, etc.



La dinámica del juego es la siguiente:

Cada jugador tiene entre dos y tres fichas.

El primer jugador tira el dado, depende del número que le salga indicará un lugar:
En la casa (tú)En clase (tú)En el supermercado (usted)En el médico (usted)En la cafetería (usted)En el cajero automático (usted) Si, por ejemplo, en la primera tirada sale el número 2, todos los jugadores deberán buscar en el tablero una frase que corresponda con algo que se dice “En la clase”, el primero que la encuentre coloca su ficha encima y lee la frase conjugando el verbo en imperativo.

El segundo jugador tira el dado y se repite la dinámica. En esta ocasión hay una ficha colocada, por lo que esa casilla no se puede volver a decir.

Si un jugador se queda sin fichas, recupera la primera que puso en el tablero, para poder s…